ABRIMOS LOS MARTES. Cita previa en el 609 417 440

REANUDAREMOS LAS EXCURSIONES EN SEPTIEMBRE

ESPECIAL MURCIA CERRO POYO (Sierra de María)

29 abril, 2019
2.045 m.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Tras el desayuno emprendemos el largo desplazamiento (130 km) hasta María (Almería), concretamente hasta la Ermita de Santa María de la Cabeza, para iniciar allí la ascensión al CERRO POYO (MARÍA) en un recorrido circular.

Ésta es una de las principales cumbres de Almería y, además, se encuentra incluida en el Catálogo de Centenarios, lo que nos animó a programarla.

El intercambio de fechas con el Pedro López tuvo un doble beneficio, por una parte, nos evitamos la desagradable sorpresa de encontrarnos cerrado el acceso al Collado Bermejo el día anterior y por otra, llegamos a María en el día de su Fiesta Mayor, lo que supuso una experiencia muy agradable a quienes participaron del «Plan B».

Como la ruta se programa con vuelta al punto de partida, hay gente que inicia la marcha con la intención de darse la vuelta cuando el camino se ponga «p’arriba», y así lo hacen algunas personas que se dan la vuelta al inicio del zigzag hacia el collado superior.

Iniciamos el recorrido desde la Ermita de la Virgen de la Cabeza, en las afueras de María. Dejamos atrás el refugio y Jardín Botánico de la Umbría de la Virgen y seguimos por el amplio camino. Aquí también encontramos restos de un antiguo Pozo de Nieve. En una bifurcación seguimos por la izquierda (E) y comenzamos a flanquear la mole rocosa que tenemos delante. Al llegar a una amplia pedrera, abandonamos el amplio camino para tomar por la senda que, estupendamente trazada, nos lleva en un continuo zigzag hasta el collado superior. Cuando pensábamos que estaba «todo hecho», nos tocó superar el tramo hasta la cumbre por terreno rocoso sin camino claro, aunque de ruta evidente, fue el peor tramo según la opinión general.

Desde la cumbre descendimos «a derecho» con el objetivo a la vista de la Ermita de Santa María de la Cabeza, por sendas más o menos claras que nos devolvieron al camino ancho justo en la bifurcación que habíamos visto al subir.

Desde allí desandamos el camino hasta la ermita y, como el autobús estaba en María, decidimos continuar la marcha hasta el pueblo (2,5 Km de propina).

Plan B – Cada cual se entretuvo paseando por el entorno a su gusto y algunos se fueron en el autobús a María mientras que otro grupo lo hizo caminando.

Tras el reencuentro y un refigerio, emprendimos el viaje de vuelta a Murcia.

Cena en el hotel.